Skip to main content

Desde el otro lado del pupitre

En el periodo inicial de un proceso educativo, por un lado está el alumno, pero el gran desafío también lo enfrentan docentes, padres, preceptores, conducción e institución en su conjunto.

¿Qué pueden hacer tanto docentes, preceptores, instituciones y padres para favorecer la integración y adaptación al nuevo nivel de los alumnos con distintas experiencias educativas?

En el Nivel Medio:

  • El preceptor es el nexo fundamental entre el alumno y la institución.
  • Plantear situaciones que le permitan al adolescente integrarse entre sus pares y crear nuevos vínculos.
  • Promover agrupamientos libres y espontáneos en las distintas actividades procurando que, previo a distribuirlos en divisiones, puedan elegir uno o dos compañeros.
  • Detectar los saberes previos a partir de la selección de contenidos mínimos aunque provengan de distintos contextos escolares.
  • Realizar actividades con los preceptores que acompañaran al alumno en todo el trayecto y serán quienes conozcan al alumno más personalmente.
  • Realizar entrevistas que le permitan conocer al alumno de manera personal.
  • Hacer campamentos de integración.
  • Intentar que los repitentes estén en diferentes divisiones.
  • Familiarizar a los alumnos con las pautas de organización institucional. Acordar aspectos específicos que puedan surgir.
  • Que el alumno sepa con claridad qué se espera de él.
  • Favorecer su aprendizaje a partir de los contenidos, procedimientos y operaciones del pensamiento trabajados en Primaria.
  • Ayude a su hijo a cumplir con el cuaderno de comunicaciones y el uniforme.
  • Considere que un buen paso por el Nivel Medio favorecerá su tránsito por la Universidad. Este es el tiempo de descubrir su vocación.

 

Evaluación

Finalizado este periodo de adaptación se hará una evaluación con profesores, preceptores y equipo de conducción, para compartir impresiones individuales y departamentales, y así diseñar estrategias de intervención didáctica.

A modo de pregunta
¿Qué se debe tener en cuenta desde los distintos roles y funciones a fin de favorecer la inserción, integración y adaptación de la persona del alumno al nuevo nivel?

Funciones y necesidades de los diversos actores de la situación educativa durante ese periodo.

Se deben tener en cuenta también las necesidades como posibilidades de los padres y maestros, lo cual no les quita lugar a los niños/adolescentes, quienes son los protagonistas reales de la situación educativa, a fin de que su incorporación en el trayecto escolar que deban transitar sea efectivo, feliz y perdurable en el tiempo.

La persona del alumno necesita/vivencia:

  • Conocer, comprender, apropiarse.
  • Contribuir a la elaboración de códigos compartidos.
  • Inseguridad, fragilidad, vulnerabilidad.
  • Sentirse seguros, acompañados, valorados, respetados.
  • Tener tiempo para conocer espacios, personas, objetos y modos de organización/funcionamiento.

Los docentes necesitan/vivencian:

  • Tiempo, como un factor acompañante y no como un enemigo a vencer.
  • Comprensión y respaldo de los padres.
  • Lugares deseados o temidos, nuevos o viejos.
  • Tareas deseadas y tareas engorrosas.

Los padres necesitan/vivencian:

  • Deseos, temores, ansiedades, ilusiones, expectativas.
  • Diálogo, entrevistas, reuniones informativas.
  • Recorrido de los espacios institucionales.
  • Presentación de personas que participan en la vida institucional.
  • Actividades compartidas entre padres y niños cuando son más pequeños, y entre padres solos con los docentes en cualquiera de los niveles.

Conclusión:

Ser acompañado por los padres y adultos del entorno (aunque les sea trabajoso) sin elegir por ellos, ayudará a los niños/adolescentes en el paso de la niñez a la adolescencia, de la dependencia a la independencia
Conocer como siente, piensa, aprende, se comporta el niño/adolescente de hoy, es responsabilidad del adulto como modelo, en tanto creerá más lo que el adulto hace y no tanto lo que dice.

Generar en el alumno la confianza básica le permitirá una mejor relación con los demás y favorecerá el desarrollo de su máximo potencial. Es la oportunidad de encausar su vida, a partir de la promesa de Dios: Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de ella (Proverbios 22:6).

Lic. en Ed. Silvia Stekar de Márquez Directora General del Colegio Bautista – Nivel Inicial Primario y Medio AMEN, perteneciente a la Iglesia Bautista “Jesús es Rey”, Pastor Hugo Marquez.